sábado, 22 de noviembre de 2014

Descubierto en Galilea el monumento arqueológico más antiguo conocido

La construcción está situada a unos 13 kilómetros al noroeste del mar de Galilea. Fue descubierta por un equipo liderado por Ido Wachtel, de laUniversidad Hebrea de Jerusalén (HUJI). Su estructura en forma de medialuna es un monumento en sí mismo con 5.000 años de antigüedad.Sería más longevo que el complejo megalítico de Stonehenge en el Reino Unido o las pirámides de Egipto, que datan aproximadamente del año 2.600a. C.
En un primer momento, los investigadores pensaron que el monumento hallado formaba parte de la muralla de una ciudad, pero los recientes trabajos realizados prueban que no existió ninguna en sus inmediaciones.

Tiene una longitud de unos 150 metros, un volumen de 14.000 metros cúbicos y hasta siete metros de altura. Los restos de cerámica encontrados en las excavaciones están fechadas entre los años 3050 y 2650 a. C.
Wachtel explica en su ponencia que se puede tratar de "un hito destacado en el paisaje natural que sirve para marcar la posesión" de la tierra o para "hacer valer la autoridad y los derechos sobre los recursos naturales" por una población determinada, pero también puede ser unmonumento religioso, erigido en honor del dios Sin de la antigua Mesopotamia, cuyo símbolo era una luna creciente como la que forman estas piedras.
Los cálculos del especialista indican que hicieron falta entre 35.000 y 50.000 jornadas de labor para levantar esta estructura, unos 200 obreros con dedicación exclusiva durante cinco meses, un plazo que entiende se prorrogó largamente, puesto que los mismos constructores debían ser los agricultores de la zona.
Del mismo modo, reveló que una antigua ciudad llamada Bet Yerah (que se traduce como "casa del dios de la luna") se encuentra a sólo un día de camino desde el monumento hallado. A su juicio, la construcción pudo haber ayudado a marcar las fronteras de la urbe, ubicada a sólo 29 kilómetros de allí, según recoge la revista Live Science.

"La construcción habría servido para marcar la posesión y hacer valer la autoridad y los derechos sobre los recursos naturales por parte de la población local", aseguró Wachtel.

Live Science   - http://www.infobae.com

sábado, 15 de noviembre de 2014

Polis: estudiar y convivir


El francés Christophe Rico es actualmente el director de Polis. Fundó esta institución junto con otros profesores de idiomas. El método de enseñanza Polis ha sido ideado y desarrollado conjuntamente por el equipo de profesores de esta institución. 
Recogemos una entrevista que se le ha hecho en la que explica el origen y desarrollo del Instituto de lenguas de Jerusalén.
 
“Polis empezó en el 2011 y fue la iniciativa de un grupo de profesores universitarios que vivimos en Jerusalén. Desde el principio ha sido un proyecto multicultural y ha atraído a personal de diferentes religiones", explica.

"Actualmente hay en Polis cristianos de diversas denominaciones: católicos, ortodoxos; hay profesoras musulmanas; tenemos tres profesores judíos y también hay judíos entre el personal que trabaja en la administración de Polis. Refleja perfectamente la población que hay en Jerusalén: judíos, cristianos y musulmanes. La gente cuando viene sabe lo que es Polis: les explicamos el ideario de Polis y los que vienen a trabajar con nosotros están dispuestos a adoptar esta apertura y a respetar a los demás. No hablamos de política, las conversaciones son como vengan, a veces serán en árabe, a veces serán en hebreo, en inglés o en francés, según las personas que estén participando en ellas; desde luego se puede decir que es uno de los pocos lugares en Jerusalén donde realmente se da esta colaboración de manera tan intensa”.

"El Opus Dei está en Jerusalén desde 1993, aunque yo llegué en 1992; Polis sin embargo, es una iniciativa más reciente. No forma parte de la Fundación Saxum pero colabora con ella: la Fundación Saxum encarga a Polis la parte de contenidos multimedia del Centro de Convenciones: lo que le compete a Polis es toda la narrativa multimedia y darle contenidos. Uno de los proyectos de Polis es instaurar un lugar de investigación sobre los lugares santos. Tenemos el proyecto de lanzar un máster sobre los lugares santos”. 

-¿Estaría validado por la universidad de Jerusalén?
-Llevamos un año con el máster en filología antigua. Los estudios que de momento tenemos están validados por distintas universidades de Europa, en concreto por la UIC de Barcelona, y en el futuro, aunque es un proceso largo, nuestro objetivo es tener el título de College en la legislación israelí. Para llegar a tener el título de College se necesitan una serie de requisitos que se corresponden con el nivel de crecimiento de Polis al que podemos llegar en los próximos 10 años. Ser universidad es muy complicado porque prácticamente todas las universidades que hay en Jerusalén son del Estado.

-Está la Universidad de la Santa Croce para el programa de un año en idiomas bíblicos que ofertamos, y actualmente estamos colaborando con profesores que vienen por ejemplo de la Universidad de Oxford, de la Freie Universität de Berlín, con las que a largo plazo queremos tener una relación formal y no solamente personal. 

Christophe Rico señala que en Jerusalén hay una universidad hebrea, donde hay un 98% de profesores judíos, y una universidad Al Quds con un 98% de profesores musulmanes, pero no hay ninguna universidad o institución de estudios superiores que no sea una cosa puramente bíblica y que esté abierta o que esté compuesta de profesores de todo tipo de religiones y en números significativos. 

"La idea de Polis es precisamente tener un lugar en Jerusalén para las ciencias humanas y que sea un lugar abierto”, comenta.

"Otro aspecto muy importante es que con nuestro trabajo podemos revisitar las fuentes de las culturas de occidente, que son los idiomas antiguos. La mayoría de las fuentes de nuestra cultura, ya sea en la antigüedad o en la edad media nos llegan en idiomas que nunca han sido traducidos. Se han traducido los autores principales pero hay muchos autores secundarios que no se han traducido a ningún idioma habitual de occidente.Por ejemplo el corpus médico más importante de la antigüedad, el de Galeno, con 10.000 páginas, y que ha sido la base de la cultura médica de occidente hasta el siglo XVIII, viene en griego. Ha sido traducido dos veces al latín y una al árabe clásico, y ninguna vez Galeno ha sido traducido de manera completa en ninguno de los idiomas modernos. Solamente disponemos de un pequeño tanto por ciento en un idioma, un 20% en otro… No podemos tener acceso al corpus de Galeno si no conocemos los idiomas antiguos", añade Rico.


"La conclusión es que la enseñanza de los idiomas antiguos es un gran fracaso: se estudia griego o latín, o árabe clásico durante muchos años y no se consigue leer bien en estas lenguas. Queremos que se puedan aprender bien estos idiomas. Ahora mismo Polis es el único lugar donde se enseña tanto griego como latín, como siríaco clásico o árabe clásico, y hebreo bíblico de manera viva, en plena inmersión en el idioma y con distintos niveles. El trabajo consiste en recrear esas lenguas para que se puedan hablar y aprender de manera eficaz y rápida. Queremos ofrecer resultados mucho más eficaces, mucho más rápidos que los que se obtienen con los métodos tradicionales”. 
 


sábado, 8 de noviembre de 2014

Saxum, centro de convenciones en el camino de Emaús


Antonio José Quintana, secretario general de la fundación Saxum, entidad que promueve el proyecto, explica, de paso por Colombia desde Chicago en su viaje de promoción del proyecto, el centro de convenciones Saxum, que se encuentra en el camino de Emaús.

Saxum llevará asociado un centro de visitantes, que "estará gestionado por la Fundación Saxum y promocionará peregrinaciones desde todo el mundo para facilitar que muchas personas puedan venir a Tierra Santa. Se ofrecerá al peregrino información histórica, arqueológica, teológica, de los lugares santos, con todo tipo de recursos multimedia. Sin perder de vista que lo que queremos es que sea como una puerta de entrada para poder entender mejor la Tierra Santa”.

"Y todo esto en el mismo Camino de Emaús, un camino vivo por donde anduvo el Señor y que puede atraer a muchos peregrinos jóvenes a Tierra Santa. Tenemos también otros proyectos, el ministerio ha desarrollado el camino de Nazaret hasta Cafarnaúm. Quién sabe si un día podemos unir Emaús con Nazaret y Nazaret con Cafarnaúm, Cafarnaúm con Jericó y Jericó con Jerusalén. Estamos dando la vuelta a todo Israel recorriendo todos los lugares santos. Saxum está en el Camino de Emaús en el sentido real”.

El lugar del futuro Centro de Actividades Saxum está ubicado en las afueras del pueblo de Abu Gosh, en medio de las montañas de Judea, mirando hacia el Valle de Ayalón. El lugar está rodeado de pinos y bellas panorámicas, lo que contribuye a crear un ambiente de paz y ofrece muchas posibilidades para pasear. Localizado a sólo 15 km. de Jerusalén, ofrece fácil acceso a los principales lugares santos de Jerusalén, como el Santo Sepulcro, el Monte de los Olivos y el Cenáculo, y está cercano a Ein Karem (el sitio de la Visitación) y a Belén. 

“En Israel, como en muchos otros sitios del mundo, la gente se levanta muy temprano. De Jerusalén a Abu Gosh hay solamente tres horas y media de camino; no tiene mucho sentido que los discípulos [el Domingo de Resurrección] le dijeran al Señor "quédate con nosotros que está cayendo la tarde" en Abu Gosh. Lo que tiene sentido es que el Señor se apareciera a los discípulos en algún momento de su camino desde Jerusalén y fuera caminando con ellos explicándole las escrituras que hacían referencia a su persona. Los discípulos llegarían a Abu Gosh como primera etapa. Desde Abu Gosh saldrían hacia Emaús Nicópolis, a la que llegarían sobre las cinco o las seis de la tarde que es cuando en esa época se puede hacer de noche allí. De Jerusalén a Abu Gosh hay unos 15 kms, y unos 10 más de Abu Gosh hasta Emaús Nicópolis, o sea que andarían una jornada de camino. El Evangelio describe Emaús como una ciudad que estaba a una jornada de camino. En aquella época todo el mundo caminaba, no me extraña que caminaran unos 25 Km", calcula Quintana.


sábado, 1 de noviembre de 2014

Saxum, un espacio para la paz y el diálogo


Recogemos párrafos de una entrevista que se le hizo a Javier Pozas, mexicano. Ha estado al principio en el equipo de búsqueda del terreno y de negociación de compra. También ha trabajado durante años en el proyecto Saxum. Recuerda que las dificultades mayores han sido las relacionadas con la consecución de los permisos administrativos para adquirir los terrenos y edificar. 

“En el centro de la Obra hay un oratorio y estamos, como en todo lugar, abiertos a todos, para que venga el que quiera. Ya sabe todo el mundo que aquí se da formación católica y estamos abiertos a judíos, cristianos y musulmanes. En la casa tenemos un club para muchachos y vienen musulmanes y cristianos. Se les da charlas de formación, y obviamente uno de los temas que se tocan es la importancia del diálogo y la paz, eso por supuesto. Y nos parece que cuando los muchachos vienen a hacer deporte y a estudiar, y a tener unos paseos se van conociendo mejor, y hemos notado que al convivir unos con otros sí se puede que haya este diálogo”, explica Pozas. 

“No planteamos a los chicos que al venir al Centro contribuyen a la Paz, como si fuera un slogan. Más bien sucede que a los muchachos que acuden al Centro de la Obra y se acercan a sus actividades se les habla de que tienen que ser mejor persona, mejor estudiante o mejor trabajador, y estamos seguros de que esto contribuye de modo efectivo a la paz”.

“Las personas que vivimos aquí tenemos amistades en los tres ambientes, cristiano, musulmán y judío. De manera muy natural. Por ejemplo, tuvimos aquí durante una época unas conferencia y tertulias culturales sobre temas muy variados: sobre arqueología, historia, lenguaje. Eran en hebreo; venían profesores, venían estudiantes, invitábamos a estudiantes judíos, y también a cristianos o musulmanes, con la condición que supieran hablar hebreo porque la conferencia iba a ser dada por un profesor en esa lengua. Al acudir a la casa el tema principal era la parte cultural, o de lo que se tratara, pero luego empezaban a preguntar: “¿Oye, y qué es este sitio?” Y pasábamos a explicarles la parte humana de la formación que se daba en la casa; y quedaban fascinados”. 

“Cuando vino el Padre en diciembre [el obispo Javier Echeverría, actual prelado del Opus Dei], tuvimos una tertulia a la que invitamos a cristianos, musulmanes y judíos. Y, obviamente, el Padre habló de Saxum. De hecho un árabe cristiano le hizo una pregunta sobre Don Álvaro, sabiendo que Don Álvaro estuvo aquí en 1994, pues a esta persona le tocó conocerlo directamente. Le preguntó qué podía hacer él para aprovechar todo el mensaje que Don Álvaro trajo aquí. Entonces el Padre le dijo cosas muy bonitas, quizá no voy a recordar exactamente, pero le dijo que Don Álvaro nos enseñó a estar abiertos a todos. Y a saber perdonar. Habló mucho del perdón, y yo creo que eso podría ser- y no es exclusivo de Don Álvaro, el Papa nos lo está diciendo mucho estos días también- lo más importante”. 

A difundir la aportación social del centro, colaboran también personas de otras religiones.

“Hay amigos, sobre todo amigos judíos, que nos han presentado a autoridades locales, principalmente para dar a conocer el proyecto Saxum, para explicar el impacto que va a tener el proyecto Saxum para el país, principalmente para el peregrinaje cristiano por supuesto, pero también como un lugar de encuentro para todos los que viven en el país, cristianos, musulmanes y judíos. Entonces sí, nos han acogido muy bien”.

¿Y el principal problema en toda la historia de este proyecto? Pozas lo tiene claro: “Pues 20 años para encontrar el terreno. En ello Don Álvaro nos ha ayudado claramente. Las dificultades fueron fundamentalmente burocráticas”.

sábado, 25 de octubre de 2014

Mezquita de la Roca IV


La mezquita de la Cúpula de la Roca (Qubbat as-Sajrah) de Jerusalén es la primera, desde el punto de vista cronológico, construida entre los años 688 y 692, unos 60 años después de la muerte del Profeta. Es por tanto el monumento más antiguo de los que sobreviven de la época primitiva y en el se conjugan ascendientes bizantinos con elementos doctrinales, materiales y simbólicos que el nuevo orden musulmán exigía.

La Cúpula de la Roca es única en el arte del Islam, en cuanto a su arquitectura, y se relaciona directamente con el estilo de templo bizantino de planta central octogonal, de origen paleocristiano, con particular influencia del Santo Sepulcro, de Jerusalén. Tiene dos naves de circunvalación y está rematada por una cúpula que se levanta sobre un cimborrio octogonal. Cuatro pórticos se abren a los cuatro puntos cardinales, situando de esta manera simbólica al santuario en el centro del mundo. La cúpula está formada por una cubierta doble de madera forrada por una capa de metal dorado, de tal que modo que no precisa de pesados estribos de descarga. 

En el interior se aprecia un estilo clasicista (romano y bizantino) debido al uso de antiguas columnas unidas por arquitrabes, formando una doble estructura de pilares y columnas (4 pilares y 12 columnas en la línea interior que sustenta el cimborrio, y 8 pilares y 16 columnas en el deambulatorio). Simbólicamente representan los 40 santos o "pilares espirituales" que son el soporte de la fe musulmana; la planta poligonal estrellada de ocho puntas que generan las líneas y ángulos que se derivan de las columnas y pilares expresan la síntesis del círculo y el cuadrado, del movimiento y el reposo, del espacio y del tiempo. 

En cuanto a la decoración de mosaicos que cubren las paredes interiores del cimborrio están formados por ornatos de pámpanos estilizados enriquecidos con joyas y diademas en las que se pueden distinguir emblemas y símbolos sasánidas y bizantinos, que tal vez pretendan simbolizar al imperio universal del Islam. 

Aunque los artífices de estos mosaicos habían aprendido su oficio en escuelas sirio-bizantinas, esta asociación de temas vegetales y joyas es originaria de Asia y tiene ciertas analogías con él, los ornamentos budistas e hinduistas. La Cúpula de la Roca, globalmente considerada, es la muestra más clara de la encrucijada entre el arte bizantino y el incipiente arte islámico.

Generalmente se la conoce también con el impropio nombre de mezquita de Omar, al atribuirse a este compañero de Muhammad (sws) su fundación; si bien es cierto que sobre la roca de este lugar, cima del monte Moira, Omar levanto una pequeña capilla de oración en madera, el verdadero creador de la mezquita fue el califa Omeya Abd al-Malik en el año 688 con la finalidad de expresar el triunfo de las doctrinas Islamicas.

sábado, 18 de octubre de 2014

Mezquita de la Roca III

Al atravesar el denso callejero de la misma Jerusalén se produce de vez en cuando y desde el punto más inesperado, la aparición de una grandiosa y esquiva cúpula dorada, rotunda y pulida, que contrasta con el caótico caserío de piedra que nos rodea: es la Cúpula de la Roca, el más antiguo de los edificios musulmanes conservados.

Si su apariencia es insólita, no lo es menos su aislamiento en medio del inmenso rectángulo del Haram al-Sarif y aún aparece sobreelevada en el centro de una amplia plataforma yerma, en la que únicamente florece la arquitectura. Es un ente de razón, riguroso y autosuficiente, que anula los tímidos intentos para acompañarla del resto de la ciudad.

Consta que se acabó en el año 72 de la Hégira (691 ó 692), durante el califato de Abd al-Malik; es indudable que se construyó en el solar del Templo de Salomón, sobre el Ara de los Sacrificios, y esto no puede ser casual, aunque la tradición afirma que sólo se quiso preservar el recuerdo del viaje del Profeta al Paraíso: de esta manera se formalizó un tercer lugar sagrado para el naciente Islam, cuya apariencia competía, además, con los edificios cristianos de la ciudad, como el Santo Sepulcro, la iglesia de la Ascensión y la tumba de la Virgen; por tanto, no se construyó una mezquita, sino un mashad, que significa lugar de martirio, aunque en este caso se refiera a la manifestación del Profeta. 

Es un edificio dotado de rigurosa simetría central, con perímetro octogonal y cúpula de madera de planta circular, entre los que, gracias a una bien articulada arquería ochavada, se organizan dos naves concéntricas, destinadas al desarrollo del tawaf (la procesión) en torno al círculo que alberga la Roca. La arquería que sustenta el tambor de la cúpula y la intermedia ofrecen una inteligente alternancia de pilares y columnas, procedentes éstas de edificios romanos y bizantinos, aunque integrados en una organización tan novedosa en lo estructural como clásica en su decoración, pues los arcos aparecen atirantados con unos arquitrabes de madera recubiertos de metal damasquinado.

Las naves del tawaf llevan techo plano, en contraste con la cúpula interior, que está separada de la cubierta. El carácter de la decoración interior es casi abstracto, ya que sólo vegetación esquematizada, detalles romanos estereotipados y unas figuras bizantinas de joyas la animan. Nada se sabe sobre el diseñador del edificio, pero todo hace suponer que fue un cristiano sirio, pues como demostró Creswell, a partir de una lista de rasgos significativos, el 5 por 100 son de origen clásico, el 15 por 100 bizantinos y el resto de la tradición regional, de tal forma que, si no fuese por el letrero cúfico, sus contemporáneos hubiesen creído estar en un martirium o baptisterio.

El edificio que promovió Abd al-Malik quedó ya para siempre como el brillante inicio de una nueva etapa de la historia de la Arquitectura, aunque en el fondo fuese el epígono de una serie de hitos que, arrancando en el Pantheon de Roma pasan por Santa Sofía de Constantinopla hasta cerrar en este ente de razón, posado como un milagro en la plataforma del Haram al-Sarif.

http://www.islamhoy.org/

sábado, 11 de octubre de 2014

Mezquita de la Roca II

En el centro de la explanada de las mezquitas, la cúpula se eleva unos 30 metros de altura sobre la Roca. Está situada sobre un tambor cilíndrico que descansa sobre cuatro pilares separando arcadas de tres arcos. Alrededor de la cúpula fue colocada una construcción octogonal dividida en dos naves por una corona de ocho pilares, separados asimismo por arcadas. Cuatro portales se abren a los cuatro puntos cardinales, y permiten el acceso al interior del edificio. La luz penetra en el interior gracias a dieciséis ventanales abiertos en el tambor, y las cuarenta ventanas (cinco sobre cada lado) que circundan la base octogonal del edificio.

La ornamentación interior, que prácticamente conserva su estado original, resulta impresionante. Las zonas bajas están revestidas de magníficas piedras decoradas con motivos animados. Encima, las paredes se hallan revestidas de mosaicos con fondo de oro representando un jardín maravilloso. Los árboles representados por hojas de acanto y otros motivos vegetales, están cargadas de frutas y de joyas. Hasta los arquitrabes llevan un revestimiento de bronce decorado según el modelo antiguo con palmeras, acanto y uva.

Por primera vez en un edificio islámico se encuentra una inscripción monumental en escritura cúfica y que, como una cinta de mosaico, envuelve las arcadas de la galería interior. Todos los textos proceden del Qur’ân, pero su selección es poco corriente. Debe ponerse en relación con la función particular de la Roca, y con su situación en la "ciudad santa" de los judíos, así como su proximidad inmediata de los santuarios cristianos. Hallamos citas del Qur’ân presentando a Muhammad como "el sello de la Profecía", continuador de todos los profetas. Un extracto particularmente largo trata de Issa y de Maryam, seguido de una exhortación a abrazar el Islam. Todos los textos hacen referencia a la función del edificio: situado en el centro de Jerusalén, tan vinculado al cristianismo y al judaísmo, la cúpula de la Roca tenía que subrayar la magnificencia del Islam.

La inscripción se acaba con esta datación: "Esta cúpula fue elevada por Addal-lâh (el servidor de Al-lâh) el Imán al-Mamun, el comendador de los creyentes en el año 72. ¡Que Al-lâh tenga por bien aceptarlo!" Esta última parte del texto es un enigma, porque el nombre del califa y la fecha no concuerdan: se trata de una falsificación histórica. En el año 831 el califa abbasida al-Mamun procedió a numerosas transformaciones en la cúpula y no vaciló en borrar el nombre del que consideraba "falso califa" Abdel Malik, para sustituirlo por el suyo. Aunque, extrañamente, no rectificó la fecha de construcción, otorgando a esta inscripción un carácter anómalo, como si se nos quisiera indicar que toda temporalidad es susceptible de un nuevo ordenamiento, que acaba siendo superada por un contexto metahistórico.

Hemos hablado hasta aquí de la Roca como un edificio, y podríamos ahondar en las vicisitudes histórico-políticas que motivaron su construcción, incluso hablar de las disputas que aún hoy en día genera. La explanada de las mezquitas ha sido testigo de numerosos acontecimientos, pero nada equiparable en el sentir del musulmán al viaje nocturno. Desde aquí diremos que no importa el lugar geográfico, que la Roca es solo un símbolo, y como tal no debe ser motivo de "apropiación" política: debe permanecer abierto, no convertirse en templo.